dieta hipocalórica

Lo primero que debemos tener claro es que, las dietas hipocalóricas se caracterizan por ser un régimen dietético, que consiste en reducir o aplicar una restricción diaria de 1500 calorías aproximadamente. Es la dieta más recomendada, para combatir el sobrepeso y la obesidad, ya que, diseñando un plan alimenticio con la proporción y cantidad adecuada, conseguirás alimentarte y alcanzar beneficios, para tu salud. Esta dieta consiste en realizar cinco comidas diarias, pero en cantidades inferiores a las acostumbradas, así como, incluir la ingesta de agua y el ejercicio necesario, para obtener mejores resultados.

Ya quieras conseguir una dieta equilibrada semanal como las dietas hipocalóricas ten en cuenta que son son planes alimenticios  en los que ingerimos menor cantidad de calorías de las que gastamos durante el día. Lo más importante que debemos tener en cuenta, es saber cuál es nuestro consumo de calorías diarias, así como también, nuestro gasto metabólico basal; que no es más que, el gasto que realiza nuestro organismo por el hecho de mantenerse vivo y funcionando, sumándole las calorías que gastamos, a través de nuestra actividad física diaria o de nuestra actividad deportiva.

Este depende de distintos factores, entre los cuales podemos encontrar la altura y el peso de la persona. Además, también influye la edad, masa muscular, la temperatura corporal o el buen funcionamiento de nuestro sistema hormonal. Cualquier conocimiento que tengamos de ello, nos ofrece una idea clara de lo que debemos conocer sobre nuestro cuerpo, para poder realizar una dieta hipocalórica.

 

Consejos claves para realizar una dieta hipocalórica

Podemos resaltar y comprobar que no hay una dieta hipocalórica estándar, para todo el mundo. Por esto es de vital importancia que, acudamos a un profesional que nos ofrezca una dieta personalizada y adaptada a nuestras necesidades y objetivos.

Algo común, es la inclusión de gran cantidad de frutas y verduras, debido a su aporte de micronutrientes, como las vitaminas, tanto las frutas como las verduras son alimentos con baja densidad calórica y que consumiéndose en mayor cantidad permiten sentirnos más saciados. En cambio, los snacks, frituras o chucherías, tienen una densidad calórica mucho mayor y nos suman un total calórico muy alto, al final de la jornada. Igualmente ocurre con el alcohol, que no está recomendado su consumo en dietas saludables.

Si sufres de alguna enfermedad crónica como cardiopatías, diabetes mellitus con tendencia a la cetosis, nefropatía o hepatopatía severas, entre otras, debes tomar precauciones, ya que, este tipo de régimen puede ser perjudicial para tu salud. En luminablog.es, puedes encontrar consejos y sugerencias que te permitirán tomar la decisión que más te beneficie. Además, de ofrecerte una guía clara de los profesionales que debes visitar, para que la dieta que elijas, sea favorable, para tu salud. Busca ejercicios sencillos y dinámicos, que puedas unificar con la dieta. Esto te ayudará a sentirte bien y aportará fabulosos resultados en tu organismo. 

 

Dieta hipocalórica y recetas saludables

Al hablar de alimentación saludable, debemos prestar atención a una serie de alimentos que nos pueden resultar muy nutritivos. Es fácil creer que, consumiendo frutas, legumbres, verduras, cereales, frutos secos, semillas y agua estamos saludables. Esto puede ocurrir, solo si se mantiene el equilibrio entre lo que comemos y el ejercicio que realizamos. Lo importante es buscar un especialista en nutrición, para no sufrir rebotes en la búsqueda de tu salud. También, es aconsejable realizarse un análisis, antes de comenzar el cambio y un año después, para comparar los resultados.

Es importante mencionar que la mayoría de las personas solo piensan en disfrutar de la comida y no en los índices de salud que pueda generarle. En algunos casos creen que las ensaladas o vegetales son para los enfermos, pero esto no es así, el usar vegetales frescos y considerar la unión con comida enlatada debería ser un complemento o una comida completa, donde también puedes añadir un poco de proteínas. Asegúrate de hacer una buena mezcla de ingredientes crujientes y suaves, para que el plato sea vistoso y te provoque comértelo sin problemas.

Dentro de las recetas saludables podrás encontrar distintas formas de preparar menús deliciosos con sabores exquisitos. Comenzando por el desayuno, agregando meriendas, así como, para almuerzos y cenas. También, puedes conseguir recetas saludables, según la condición de salud que presentes, es decir, si eres diabético o sufres del corazón, puedes encontrarlas enfocadas en cada condición. 

Ahora bien, si lo que quieres es adelgazar, una combinación de alimentos balanceados te puede ayudar a conseguir el peso ideal. Solo debes revisar los valores nutricionales de cada comida y verás resultados extraordinarios.