doppler

El ultrasonido Doppler es uno de los varios exámenes que se requieren en el prenatal. Tan importante cuando la ecografía es normal y con resultados aún más específicos sobre las posibles complicaciones para la madre y el bebé, se vuelve esencial a la hora de invertir en exámenes y consultas.

Revise abajo por qué el ultrasonido Doppler es tan importante, lo que identifica y cuánto cuesta.

¿Cuál es la diferencia entre la ecografía común y la ecografía Doppler?

En la base, ambos exámenes se realizan con ondas sonoras que, emitidas a una frecuencia específica, se convierten en imágenes al chocar con elementos sólidos (en este caso, el feto y la pared uterina de la madre).

El ultrasonido Doppler sigue el mismo principio, pero va más allá. Las ondas emitidas por el equipo son capaces de evaluar la circulación de los vasos sanguíneos y el flujo de sangre en un determinado lugar u órgano. Gracias a este análisis minucioso, la ecografía Doppler puede realizarse incluso en pacientes no embarazadas, en casos de problemas de tiroides, riñones, etc.

¿Qué se puede detectar durante el examen?

En la ecografía Doppler, hay una especie de coloración virtual que ayuda a identificar el flujo sanguíneo, el oxígeno y los latidos del bebé. Así, el examen es capaz de detectar desde problemas de desarrollo hasta el bajo flujo sanguíneo y de oxígeno tanto de la madre como del bebé. Revisa abajo todo lo que se puede ver con el ultrasonido:

  • El flujo de sangre de la placenta, de madre a hijo.
  • Estrechamiento u obstrucción del flujo sanguíneo al bebé.
  • Actividad cardíaca fetal.
  • Formación de los órganos del bebé.
  • Cantidad de líquido amniótico.
  • Restricción del crecimiento fetal por problemas relacionados con el flujo sanguíneo.
  • Várices venosas.
  • Trombosis
  • Dilataciones como aneurismas en la madre.
  • Diagnóstico de sufrimiento fetal.
  • Seguimiento de los embarazos con diferentes formaciones placentarias.
  • Enfermedades cromosómicas (si se hace todavía en el primer trimestre)
  • Sistema circulatorio fetal

¿Para qué son los diagnósticos?

La extensa lista de enfermedades detectadas por el ultrasonido Doppler puede causar los más diferentes problemas tanto para la madre como para el bebé. Así pues, el examen funciona principalmente con carácter preventivo.

En el momento en que señala cualquier cambio preocupante en el sistema circulatorio de la madre o del bebé, es posible comenzar el tratamiento para revertir la condición antes de que sea demasiado tarde y se produzcan algunas complicaciones en el parto, el pre-parto e incluso el sufrimiento fetal.

No lo dejes hacer el ultrasonido con Doppler sólo cuando sospeches alguna complicación. Úsalo de manera preventiva e inclúyelo en tus planes prenatales.

¿Cuál es el objetivo principal de la ecografía Doppler para las mujeres embarazadas?

La importancia de la prueba está principalmente ligada al crecimiento del bebé. La salud de la placenta, el flujo sanguíneo, todo ello contribuye al crecimiento y la alimentación del feto. Si tienen problemas o complicaciones, el crecimiento del bebé puede verse afectado directamente.

Los casos de fetos pequeños para la edad gestacional (PIG), por ejemplo, pueden detectarse mediante la ecografía Doppler. Ya que indica la ausencia o la restricción del aumento de peso.

¿A partir de qué momento del embarazo puedo hacer el examen?

Muchas mujeres embarazadas eligen hacer el ultrasonido con Doppler sólo en el tramo final del embarazo. Sin embargo, es posible hacerlo desde el primer trimestre, para examinar la salud de la placenta y el cordón umbilical, ambos responsables del paso de los nutrientes y el desarrollo del bebé.

Además, es posible comprobar el ritmo cardíaco del bebé e incluso las venas del cerebro. Comprobando si la oxigenación en el lugar es la esperada.

Entonces, se recomienda que el examen se haga al menos dos veces durante el embarazo. Una vez en el primer trimestre y una vez entre el sexto y el noveno mes de embarazo.