cuidado pies

Seamos honestas. No importa cuánto cuidemos nuestros pies en invierno, cuando llega el verano dudamos en usar sandalias si nuestros pies no pasan primero por el «servicio general». ¡Entre nuestro horario apretado,  nuestras prioridades y la falta de tiempo, al final el pensar en lucir nuestros pies en las sandalias se pospone hasta más tarde! Así que hoy te sugiero una receta casera para el exfoliante de pies de bricolaje para preparar nuestros pies desde ya para el verano en la comodidad de nuestro hogar.

Acuesta a los niños, cierra el baño, pon buena música, tus auriculares y ¡disfrútalo! Para este exfoliante de pies de casero necesitaremos vaselina pura, sal gruesa y agua.

  1.  Mezcla 1/4 taza. de vaselina con 2 cucharadas de sal gruesa; reserva.
  2.  Prepara un bol para remojar tus pies con la siguiente proporción: 3 tazas de agua por 1 se sal marina; el agua debe cubrir tus pies, por lo que si no es así, duplica la cantidad.  Remueve bien y remoja tus pies durante 30 minutos.
  3.  Pasado el tiempo, seca y frota los pies con la mezcla de vaselina: verás que elimina suficiente piel muerta.
  4.  A continuación debes frotar tus pies con una lima especial o piedra pómez para eliminar el resto de piel muerta que haya quedado. No pretentas eliminar toda el primer día, ¡deberás repetir esto más veces!
  5.  Enjuaga los pies y aplica una cantidad generosa de vaselina. Ponte unos calcetines de algodón, y… ¡a dormir!

A la mañana siguiente notarás un gran cambio, ya que tus pies estarán suaves y relajados.