baños pequeños

Los baños son,  a menudo, un punto de discordia en los hogares perfectos. Si bien técnicamente un baño no requiere mucho espacio, no hay nada peor que un baño estrecho y abarrotado. La buena noticia es que puede inyectar una sensación de espacio y luz en un baño más pequeño sin necesidad de mover paredes o reformarlo . Con los colores, acabados, iluminación y materiales adecuados se puede transformar incluso los baños más modestos en un lujoso palacio de limpieza y relajación.

El color lo es todo

Elegir el esquema de color correcto es esencial para garantizar que tu baño tenga el aspecto y la sensación deseados. Ya sea que desee una apariencia sutil y sofisticada o una estética que brille como un joyero, es importante elegir un esquema de color que cree la sensación de relajación y serenidad que necesita en el baño. Incluso si tus gustos personales favorecen colores llamativos y deslumbrantes, la neutralidad debe imponerse (si está buscando deslumbrar, ahí es donde entrarán los acabados brillantes). Dicho esto, el camino no es el de un baño completamente lleno de azulejos blancos estilo metro. Lo ideal es acompañar los azulejos blancos con otros decorativos  o pinturas en tonos suaves y neutros, pues no solo realzará el espacio sino que le dará a la habitación una sensación de serenidad.

Quizás puedas pensar que las baldosas más pequeñas se verán mejor en habitaciones más pequeñas, pero la verdad es que cuanto más pequeña sea la superficie de la baldosa, más espacio de la pared se dedicará a la lechada, con lo que no siempre son la mejor solución.

Reduce al máximo los accesorios

En un espacio pequeño, incluso los muebles pequeños pueden distraer y ocupar un espacio valioso. Los estantes de pared, los estantes colgantes y los accesorios pueden dar una terrible sensación de desorden al baño, por lo que cualquier cosa que no sea absolutamente necesaria debe irse. Encontrar un espacio alternativo para almacenar el cesto de la ropa o botiquín puede marcar una gran diferencia.

Que haya luz (y espejos)

Si hay algo que puede marcar la diferencia con muy poca inversión es sin duda un espejo. Además, la iluminación adecuada es la diferencia entre un baño pequeño y hostil y un baño acogedor y agradable. La iluminación empotrada en las paredes y el techo, así como dentro y alrededor del espejo del baño, agrega una sensación de limpieza y calidez. La mayoría de los baños incorporan al menos un espejo (generalmente sobre el lavabo).